Convertirse en trabajador freelance

 

Imagen 3 escritorio freelance

 

Llegar a ser trabajador freelance es una posibilidad que ronda en la mente de muchos profesionales en múltiples sectores. El mundo laboral presenta un dinamismo al que hay que adaptarse o por el que perecer; una realidad cotidiana es la de observar como entidades empresariales de todos los tamaños, recurren, y la tendencia es creciente, a profesionales independientes para la realización de trabajos concretos.

Veamos cuáles son las claves que rodean al freelancing.

Ventajas

Para quien se plantea por primera vez esta posibilidad laboral, los atractivos son claros. Podremos trabajar desde cualquier lugar (solo necesitaremos el equipamiento técnico) además, seremos nosotros quienes decidamos como gestionar nuestras horas, ambas ventajas siempre serán armas de doble filo, pero determinarán también nuestras posibilidades reales de desempeño profesional.

Además de esas ventajas tan claras, hay dos elementos importantes: el dinamismo potencial de nuestra evolución profesional y la capacidad para desarrollar un potente perfil profesional (con la escalabilidad de rentabilidad que lleva directamente relacionada). Paso a explicar estas dos claves.

Con dinamismo potencial quiero hacer referencia a como el freelancing nos puede impulsar hacia una actitud de ampliación de horizontes formativos. Las condiciones psicológicas de un trabajador freelance suelen ser de cierta tensión, la promoción y la búsqueda de clientes es un continuo para el profesional, este hecho ha de afrontarse con perspectiva, es decir, entrando en un paradigma de continua adaptación y adquisición de conocimientos. El mercado nos incitará a estar muy atentos a las realidades de nuestro sector y a continuar el camino formativo, que nunca acaba.

Creo importante aclarar que, lo dicho hasta ahora, no es ningún tipo de alabanza al sistema, de hecho, no profeso afecto por el mismo ni por quienes creen en su autorregulación. Estrictamente planteo, desde la realidad que percibo, los elementos que nosotros podemos transformar en fenómenos positivos, quejarse de la situación laboral es necesario, pero también tenemos que trabajar y desarrollarnos en nuestro sector, este artículo está enfocado hacia los retos reales y las posibilidades de aprovechamiento que nos brindan.

La parte más complicada y determinante es la de los primeros meses como profesional independiente, los primeros clientes, las primeras rutinas de contacto, la realización de proyectos y su facturación, la organización de nuestros horarios… Pasados esos primeros meses comenzaremos a sentirnos mucho más seguros y nuestro perfil de cara a posibles clientes será más atractivo, es decir, comenzaremos a desarrollar un potente perfil profesional.

Chica freelance

Peligros

No hemos de ser ingenuos, convertirse en un profesional freelance, con una remuneración suficiente como para una dedicación exclusiva, no es sencillo.

Todo variará en función del nicho en el que te muevas, pero hay algunas claves comunes.

El trabajador freelance tendrá que lidiar con la necesidad continua de estar en búsqueda de clientes, uno ha de ser muy consciente de esto antes de empezar, ya que genera una constante presión psicológica.

Es sumamente recomendable comenzar a trabajar teniendo un pequeño colchón económico, nos será útil en los meses en los que nos veamos con pocos proyectos en curso, de no tenerlo, nuestra sensación de ansiedad puede ser enorme y acabar repercutiendo en la calidad de nuestro trabajo, esto sería catastrófico porque entraríamos en una sucesión de fenómenos que acabaría concluyendo en la imposibilidad de nuestro desempeño laboral.

El colchón antes mencionado será fundamental en los momentos en los que te embarques en proyectos de larga duración, o estés esperando el pago de algún cliente.

También habrá meses en los que te entrarán varios proyectos, deberás ser capaz de gestionar tu tiempo de forma muy efectiva, de lo contrario no podrás cumplir con los plazos.

El ser tu propio jefe implica que todo lo harás tú. Tendrás encargarte de la búsqueda de proyectos, de su cumplimiento dentro de los plazos, de la facturación y de la cotización a la seguridad social. Hacer todo uno mismo implica dedicación y compromiso, por ello es fundamental que solo te hagas freelancer si realmente te apasiona tu sector, de no ser así corres gran peligro de perecer en el intento.

Reloj freelance

Primeros pasos

Si después de todo lo dicho sigues con la intención de comenzar como trabajador freelance, ¡felicidades! Tienes madera para convertirte en todo un caso de éxito.

En primer lugar, has de definir con precisión los trabajos que estás dispuesto a realizar y establecer unas tarifas, es recomendable que hagas una búsqueda por Internet para observar los precios de tu competencia y así ubicarte en un rango razonable.

A continuación, debes de tener presencia en las principales redes de trabajo freelance, algunas de las más reconocidas son: Freelancer, Workana e Infojobs Freelance, pero hay bastantes más, infórmate de los mejores espacios de búsqueda de proyectos para tu sector.

Una vez tengas lo anterior claro, debes crear un perfil atractivo, para ello has de redactar un pequeño texto en el que expliques quién eres (de forma sucinta) y los motivos por los que podrían contratarte (formación, experiencia).

Tu perfil online has de complementarlo con una muestra de tu trabajo o formación, es decir, un portafolio digital, esta recopilación de archivos o proyectos los podrás almacenar en diferentes sitios web (portfoliobox, behance) o en tu propio espacio en Internet (página personal o blog).

Tener un espacio propio es recomendable, mediante una página en la que muestres tu marca personal aportarás valor a tu imagen, si además cuentas con un blog en el que redactes contenido relacionado con tu sector, estarás potenciando enormemente tu marca.

Finalmente, los elementos legales; en función de tu país de residencia debes de asegurarte de estar en armonía con los requisitos fiscales, ten en cuenta que es mucho mejor hacer las cosas bien desde un principio, que no comenzar mal, creyendo que vas a pasar inadvertido, y acabar pagando una multa.

Estar trabajando de forma completamente legal te permitirá emitir facturas, lo cual es indispensable.

En España es habitual estar de forma continuada como autónomo, pero existen otras opciones muy interesantes como Factoo, donde podrás darte de alta solo cuando estés trabajando y dejar en sus manos la gestión de la facturación y la cotización.

Para recibir los pagos, podrás hacerlo por medios clásicos como la transferencia bancaria, o mediante sistemas mucho más cómodos, por ejemplo: PayPal, Payoneer o Skrill.

Por último, asegúrate de organizar bien tu tiempo y de establecer el máximo de proyectos o de horas que puedes dedicar, sobrecargarse solo llevará a un detrimento en la calidad del trabajo y ello reducirá tu potencial de contratación (ten presente que, en las plataformas antes mencionadas, los clientes podrán dejar sus impresiones con respecto a tu profesionalidad).

Imagen horario freelance

 

Recomendaciones

Define un espacio de trabajo, puede ser una zona de tu casa, una biblioteca, o cualquier lugar en el que puedas trabajar eficientemente, pero es recomendable que sea un espacio diferente al que utilizas para actividades lúdicas, es decir, si tienes una zona en tu casa en la que pasas horas navegando por internet o viendo películas, no será el lugar idóneo para ponerte a trabajar sin distracciones, aunque indudablemente dependerá de ti mismo.

El tiempo deberías gestionarlo no solo en tu cabeza, establécete horarios, ponlos sobre papel o en algún medio digital, has de ser riguroso con las horas de trabajo.

No pierdas de vista los motivos por los que comenzaste a trabajar como freelancer, así evitarás ligeramente la desmotivación, aunque es muy probable que en ciertos momentos se presente.

Intenta lograr cierto equilibrio entre el trabajo y tu vida social, este modo de vida te llevará a dedicar gran cantidad de horas a afrontar tus proyectos y a realizar todas las gestiones asociadas, es importante que inviertas tiempo en desconectar y socializar fuera del entorno profesional.

Constancia, constancia, constancia, es fundamental, confía en ti, da valor a tu marca, realiza trabajos excepcionales, puedes lograr convertirte en un gran profesional.

Conclusiones

Está claro que no hemos hablado de un camino fácil, no todos pueden plantearse afrontar los requisitos de esta realidad profesional.

Si la idea de trabajar como freelancer te atrae y tienes algún servicio que puedes ofrecer con calidad, adelante, es un recorrido de superación continua que, para algunos, como es mi caso, resulta altamente estimulante.

Si comienzas bien desde el principio, con la tenacidad necesaria y ofreciendo un buen producto, tu marca personal empezará a desarrollarse, te estarás convirtiendo en un profesional de referencia en tu sector, y tendrás muchas más posibilidades de establecerte como profesional independiente.

Te deseo lo mejor en tu camino, para cualquier consulta, aquí me tienes.

Imagen 2 escritorio freelance

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This