El nombre del viento

6483211

Puntuación

4.5 sobre 5

Desde hace ya algunos meses tenía la intención de releer “El nombre del viento” y escribir una reseña crítica de una forma más pausada; cuando lo leí por primera vez, me gustó enormemente. Después de esta nueva lectura se han hecho más claros los excelentes puntos fuertes de la obra, pero también hay algunos aspectos que me han disgustado.

El esquema de la obra consiste en la narración de la vida y las aventuras de Kvothe, un personaje extraordinario en muchos sentidos, una crónica de tres días, cada día supone un libro de la trilogía.

Se nos muestra a un personaje principal que ha vivido épicas aventuras pero que, por algún motivo desconocido para el lector, ha caído en desgracia y ahora se refugia en un recóndito pueblo haciendo de posadero, esta premisa atrayente de lectura nos hace comenzar la obra con bastante interés y curiosidad, al menos en mi caso.

La intriga general que enmarca la novela y las subtramas que se van dando hacen que la lectura sea bastante intensa, hay partes que pueden resultar aburridas para quienes únicamente esperen pura épica, pero a mi me ha parecido una trama con las dosis de acción bien medidas.

El lenguaje está muy inteligentemente utilizado, las descripciones son suficientes para dar cierto sentido poético a algunas partes pero no tan extensas o precisas como para “entretenerte” en el, es decir, el autor es capaz de sumergirte en la acción narrativa sin que estés prestando demasiada atención a las palabras o la distribución que utiliza.

Con respecto al tratamiento de la magia, se ofrece al lector una sesgada explicación práctica de algunas particularidades técnicas de su funcionamiento, lo cierto es que no se explica nada en profundidad, evidentemente, todo son generalidades o detalles como los efectos que producen las inscripciones de ciertas runas, pero es una manera extraordinaria de generar una nueva sensación funcional con respecto a los mecanismos internos de la magia práctica frente al clásico misticismo impenetrable del género.

Todas las particularidades de la obra que considero negativas giran entorno a la figura de la mujer. Quiero comenzar diciendo que no hay ninguna falta de lógica, es decir, el autor ha creado unas dinámicas de supremacía masculina en el ámbito de la nobleza y el mundo académico que encajan perfectamente en la diégesis (desarrollo de los hechos narrativos), lo que me resulta desagradable es que haya decidido hacerlo así. Me hubiese encantado toparme en esta obra con una sociedad que abrazase una verdadera igualdad de género; contamos con el factor magia, el cual podría haberse tratado como elemento diferenciador con respecto a los ejes de poder y dominio eminentemente machistas que se dan en nuestra sociedad.

A pesar de lo anterior, la obra me ha gustado mucho, ha sido capaz de transportarme a la acción y aporta al género una calidad narrativa que lo enriquece. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s